La Rectoría de Monells

"Casal señorial del siglo XV convertido posteriormente en la rectoría del pueblo que, después de la intervención, se ha transformado en una vivienda impregnada de la pátina de los tiempos pasados abierta a la luz y a la vegetación de un jardín con piscina de piedra"

La Rectoría de Monells

"Casal señorial del siglo XV convertido posteriormente en la rectoría del pueblo que, después de la intervención, se ha transformado en una vivienda impregnada de la pátina de los tiempos pasados abierta a la luz y a la vegetación de un jardín con piscina de piedra"

Se ha recuperado la fachada del siglo XV de la vivienda de alguna familia notable de la ciudad de Monells de años atrás. Se conserva todo el edificio existente, reforzando techos pero preservando todas las vigas originales. El proyecto, del arquitecto Sebastià Figuerola, ha conseguido adaptar la casa a los tiempos actuales con la construcción moderna de un gran salón luminoso, un aparcamiento subterráneo de gran complejidad estructural para un máximo de 4 coches y un jardín con piscina muy integrado en la topografía. El paso de la zona antigua a la moderna se desdibuja en el espacio.

FICHA TÈCNICA

  • FECHA DE EJECUCIÓN: 2015-2018
  • M² REHABILITACIÓN: 601,60
  • M² AMPLIACIÓN: 551,42
  • M3 TOTALES: 1153,05
  • ARQUITECTO: Sebastià Figuerola
  • ARQUITECTO TÉCNICO: Pere Solés
  • PAISAJISTA: Martí Franch
  • INTERIORISTAS: Eva Pous y Eva Fernàndez
  • SERVICIOS PRESTADOS:

Asesoramiento antes de la compra

Calas y comprobaciones según sindicaciones de la arquitecta para realizar un proyecto cotejado.

Ejecutamos un proyecto redactado por un arquitecto según las necesidades y los deseos de nuestro cliente.

Comunicación directa y cercana con el cliente mediante visitas a pie de obra y videoconferencias.

Certificaciones mensuales de obra ejecutada y planificación mensual actualizada.

Acompañamiento del cliente a la elección de materiales directamente a productor o suministrador.

EL RETO

Realizar un aparcamiento subterráneo apuntalando toda la edificación antigua supuso una intervención muy emocionante. Desmontar una cercha formada por más de 15 trozos irregulares de maderas, vigas y cuñas y montarla 60 cm más arriba, de forma idéntica, por requerimientos de habitabilidad. Incluido el refuerzo correspondiente escondido de la vista para no perder la esencia y la autenticidad.

 

HISTORIAS CURIOSAS

A lo largo de la obra en trabajos de excavación y demolición, empezamos encontrando partes de una antigua ventana gótica. Algunos indicios nos llevaron a averiguar la situación exacta de la ventana que, reproduciendo las pocas partes no encontradas, pudimos devolver a su lugar original. La gran anécdota es que una de las partes de la ventana se encontró en una de las paredes de la vivienda y se decidió dejarla
en ese lugar.